A mi perro le cuesta comer pienso, ¿qué hago?

Nick Gutiérrez
Etólogo canino y felino

Cuando tu cachorro no quiere comer pienso te sientes frustrado, es normal. Todos en algún momento hemos tenido a un perro que no se come el alimento que le das y sabemos cómo te sientes. Esto puede ser debido a muchas razones, aunque esta sería la recomendación de nuestros especialistas en nutrición y bienestar canino.

Al cachorro o al perro puede costarles mucho cambiar de alimentación o simplemente comerse su alimento. Generalmente, esto puede ser un síntoma de que le estamos dando mucha comida casera y el perro pierde el interés en su pienso. Usualmente, esto se podría cambiar dándole al perro como única opción la alimentación con pienso y agua, y hacer que el hambre venciera a su rechazo.

Sin embargo, no consideramos que esta sea la opción más ética. Si tu perro rechaza el pienso normalmente tendrá sus razones. Lo mejor es que escuches a sus necesidades y le aportes una alimentación con comida de verdad, como la que te ofrecen la comida Naku.

¿Por qué mi perro no come?

Los perros, como muchos otros animales incluidos el ser humano, tienen un instinto muy desarrollado al comer. Solo con escuchar la reacción de su cuerpo saben de forma natural qué o cuándo deben comer.

A menudo, los perros pueden rechazar la comida porque se la acabamos de cambiar, pero otras veces deciden dejar de comer después de notar efectos secundarios muy desagradables en sus estómagos. De hecho, algunos perros dejan de comer cuando se ponen enfermos (o el pienso les pone enfermos), esta podría ser una razón para dejar de comer pienso.

Para saber esto, solo tienes que hacer un pequeño experimento. Imaginemos que tu perro no se come su pienso, al ofrecerle un trozo de salchicha  pueden pasar dos cosas:

¿Qué hacer para que mi perro se coma el pienso?

Por supuesto, si estás seguro de que estás dándole la mejor alimentación, incluso aunque te recomendemos comida casera o deshidratada como la que encontrarás en Naku, lo respetaremos y te daremos opciones para conseguir que tu perro se coma su pienso.

Como te decíamos, una solución que proponen algunos es la de limitar su alimentación al pienso, como única fuente de comida.

Primero de todo, por su salud mental lo ideal es no forzar a tu perro a comer algo que no quiere. No solo le puede sentar mal porque su cuerpo lo rechace, también puede empeorar tu relación con él. Imagínate que a ti te forzasen a comer algo que te provoca asco, ¿Cómo verías tú la situación y qué pensarías de la persona que prolonga esa situación? Si quieres su felicidad, tienes que procurar que tu perro quiera comer pienso.

Para eso, lo único que tiene que hacer es positivizar el pienso con un poco de educación canina. Puedes hacer que el pienso salga del cuenco y empiece a formar parte de actividades. Puedes ofrecerle una bolita de vez en cuando e intentar conseguir que se la coma. También puedes hacer que forme parte de juegos divertidos para él, como por ejemplo el trabajo de olfato.

Al integrar el pienso en su día a día y comerlo fuera del cuenco, el perro dejará de verlo como algo tan negativo y empezará a replantearse recordar las buenas experiencias mientras empieza a comérselo por voluntad propia. Necesitarás mucha paciencia, aunque si quieres ir mucho más rápido deberías cambiar la alimentación.

¿Qué le doy a mi perro si no quiere comer?

A la hora de intentarlo por activa y por pasiva, es posible que tu perro siga rechazando el pienso. Esto es común en perros que ya han probado la comida humana o casera, y en el fondo saben que las bolitas secas no son un alimento completo para ellos, aunque nos lo intenten hacer creer las grandes marcas de la industria.

Si tu perro no está enfermo, lo más probable es que no acepte el pienso porque simplemente no le gusta. Hay muchos perros así, y cada vez más cuidadores se dan cuenta del error que caemos en limitarnos en pensar en la alimentación del perro como una cuestión de piensos.

La realidad es que tanto para el sistema digestivo del perro como para su placer perruno, lo mejor que puedes hacer es darle comida casera o, en su tipología más cómoda para el cuidador, la comida deshidratada Naku.

Con esta comida solo tienes que añadir un poco de agua y tienes listo un plato casero 100% pensado para perros (aunque es tan comestible que hasta tú podrías probarlo). Prueba Naku North, que resulta irresistible para cualquier perro.

Así que ya sabes, la próxima vez que veas que a tu perro le cuesta comer pienso replantéate si el tipo de alimentación le estás dando es la mejor para él.

Soy Nicolás aunque todos me conocen como "Nick", llevo muchos años estudiando etología y me encanta aprender todo lo que puedo cada día. Mi misión es difundir conocimiento sobre animales (los perros y gatos son con los que más interactuamos día a día) para reducir al máximo el maltrato animal por desconocimiento.

DEDOG

No pierdas esta oportunidad

 

Hasta 25% de DESCUENTO en Comida deshidratada de NAKU

Artículos sobre Mundo canino